México, mayor consumidor de agua embotellada

botella de agua

La falta de acceso a agua potable ha convertido a México en el país con mayor consumo per capita de agua embotellada. De acuerdo al último reporte de la Beverage Marketing Corporation (abril-mayo de 2010), el consumo por persona de agua embotellada en México llegó a 234 litros al año. Esto es más del doble que los estadounidenses (110 litros) y se encuentra muy por encima del de España (119 litros). El volumen representa el 13% de las ventas mundiales de agua embotellada. La información fue presentada en una conferencia de prensa de las organizaciones El Poder del Consumidor, Red de Acción por el Agua México(FAN Mex) y Food and Water Watch.

“El gasto en agua en sus diversas presentaciones está representando un golpe para la economía de las familias, que en muchos casos pagan más por agua embotellada que por el servicio municipal de agua. Se calcula que en promedio cada familia gasta al año $1,800 pesos en agua embotellada”, señaló Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor AC.

Otro problema es el desecho masivo de envases plásticos. El Poder del Consumidor estima que durante 2009 fueron desechadas más de 7.8 mil millones de botellas de plástico PET de agua embotellada en presentaciones no retornables, lo cual agudizó los problemas de generación de desechos y manejo municipal de basura sólida, además de convertirse en un foco de contaminación ya que la degradación del PET genera desechos tóxicos.

Esto representa el desecho diario de más de 21.3 millones de botellas (estimando una botella por litro), de las cuales el 80% van a parar a tiraderos a cielo abierto, a la orilla de carreteras, a ríos o son enterradas bajo tierra, pues sólo el 20% de las botellas de PET son recicladas.

Este gasto y generación de desechos se agudiza con los más de 160 litros de refresco que cada persona consume al año, factor que ubica a México como el segundo consumidor mundial de refrescos en el mundo, al sumar a escala nacional 18 mil millones de litros al año. El consumo de refrescos está significando para las familias mexicanas un gasto superior al que realizan en huevo, frijoles o tortillas, de acuerdo al Instituto Nacional de la Nutrición. Este consumo de refrescos representa alrededor de 18 mil millones de envases de PET al año o 50 millones al día.

En total, se trata de una generación totalmente innecesaria de 71.3 millones de envases al día de agua embotellada y refrescos.

“El consumo de agua embotellada es una costumbre reciente promovida principalmente por la publicidad que realizan las empresas que se han apropiado de este mercado, convirtiendo en mercancía el agua potable”, advirtió Alejandro Calvillo.

En México, un factor clave ha sido la incertidumbre de la población acerca de la calidad del agua en la red municipal. La Secretaría del Medio Ambiente asegura que el 85 % del agua suministrada por el Sistema de Aguas es de buena calidad, sin embargo han desaparecido los bebederos públicos instalados al interior de las escuelas y en espacios públicos a los que tenía acceso la población mexicana hasta hace pocos años. Esta ha sido una de las principales causas del aumento de las ventas de refrescos y agua embotellada.

“El derecho humano al agua no sólo es la obligación de los gobiernos de dar acceso al agua, sino que ésta sea potable y económicamente accesible. Cuando la gente se ve en la necesidad de comprar agua embotellada para beber, claramente no se está garantizando este derecho”, señaló Claudia Campero de Food and Water Watch y de Blue Planet Project, redes internacionales sobre el derecho y cuidado del agua.

Por su parte Nathalie Séguin, coordinadora de la Red de Acción por el Agua México(FAN Mex), señaló: “De haberse implementado las políticas públicas correspondientes para la realizacin progresiva del derecho humano al agua que México reconoció al firmar el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, tanto en escuelas como en casas, cuando menos, deberíamos poder tener acceso a beber agua potable de la red de suministro, la cual debe quedar bajo la responsabilidad del gobierno y no de empresas embotelladoras. Esto habría evitado que hoy en día, lamentablemente, México ocupe el primer lugar en el consumo de botellas de agua”.

Más aún, estudios realizados en diversos países han demostrado que la calidad del agua embotellada es similar a la del grifo. En México, la World Wildlife Fund realizó un estudio de este tipo que llegaba a la misma conclusión.

Al dar a conocer que México podría ser ya el mayor consumidor de bebidas envasadas y por ello el mayor productor de basura de PET, así como los costos económicos y ambientales que esto conlleva, El Poder del Consumidor demandó a la Secretaría de Educación Pública, a la Secretaría de Salud y a los gobiernos estatales y municipales que inicien un programa nacional de acceso al agua potable y que den garantías a los ciudadanos acerca de la calidad del líquido suministrado.

“Los gobiernos federal, estatales y municipales deben asegurar el acceso gratuito al agua potable en escuelas y espacios públicos, iniciando ya la instalación de filtros y purificadores de agua. Este programa debe extenderse y hacer obligatorio el suministro a todo centro comercial y espacios similares”, señaló Alejandro Calvillo.

Fuente: FAN/México

One Comment;

  1. Pingback: Ecoaid » » México, mayor consumidor de agua embotellada

Top