Más de 1,000 activistas contra las corridas de toros en México

en-la-piel-del-toro_16

Este domingo 5 de febrero, más de 1, 000 activistas procedentes de todas partes de la República Mexicana, así como del extranjero realizarán una protesta semidesnudos en un emblemático monumento de la Ciudad de México, con el fin de acelerar la prohibición de las corridas de toros en el país. Los activistas harán un enérgico llamado a políticos, medios de comunicación y sociedad, sobre la urgencia de abolir espectáculos donde se tortura a un animal hasta la muerte y que, en consecuencia, fomentan la violencia social.

Actualmente en México se vive un momento histórico en el tema de la antitauromaquia, dado que nunca antes se había estado tan cerca de lograr la abolición de las corridas de toros en la capital del país. Esto lo confirman las firmas a favor de legisladores de la Asamblea Legislativa  del Distrito Federal, la creciente presión social y el hecho de que la plaza de toros México no ha registrado un lleno total durante sus “festejos” taurómacos, por más de dos décadas.

Encuestas recientes efectuadas por empresas especializadas revelan que cerca del 90% de los mexicanos están en contra de la tortura perpetrada hacia los animales y apoyaría la prohibición inmediata de las corridas de toros. En 2007, dicho porcentaje era del 68%, lo cual da muestra del creciente rechazo a este tipo de prácticas.

A raíz de la abolición de las corridas de toros en la región española de Cataluña, otras ciudades y municipios tanto en ese país como en Francia, Portugal, Colombia, Venezuela, Perú y Ecuador, se han declarado antitaurómacos. Sin embargo, México es el único de los ocho países donde aún es legal esta práctica, ya que no tiene una sola ciudad que prohíba la tauromaquia. El Distrito Federal tiene la oportunidad histórica de convertirse en la primer ciudad mexicana que prohíba las corridas de toros, dando muestra y ejemplo de avance en la protección a los animales y en la lucha para erradicar la violencia.

La tauromaquia en México cobra la vida de aproximadamente 9,000 toros y 400 caballos cada año. Estudios hechos por reconocidas universidades y criminólogos demuestran que, tanto quienes ejercen violencia hacia los animales como quienes la presencian, son más proclives a cometer actos violentos hacia seres de su misma especie.

En una “Ciudad de Vanguardia” no deben permitirse espectáculos donde se torture y mate a otros seres con capacidad de sentir placer y dolor.

Para más información, visite  www.EnLaPielDelToro.org

Leonora Esquivel Frías

Presidente de AnimaNaturalis Internacional, organización hispanoamericana de Derechos para los Animales. Doctora en Ética Ambiental. Vegana: No come nada que haya tenido madre. Ganadora del Premio a la Sustentabilidad 2011 en la categoría Activista. www.AnimaNaturalis.org www.facebook.com/LeonoraEsquivel Twitter @leonoraesquivel

Top