GDF ofrece alternativas, vecinos las rechazan

narvarte

El GDF sostuvo una reunión con representantes vecinales de Narvarte para tratar sus inquietudes respecto a la construcción de un paradero de la nueva línea de Metrobús. El paradero se ubicará sobre la vía pública de la Avenida Diagonal de San Antonio (entre Cuauhtémoc y Pitágoras) en la colonia Narvarte.

El proyecto original era que el paradero se ubicara en la parte oriente de la avenida para que los autobuses giraran a la izquierda ya que el trazo está cargado al lado izquierdo de la Avenida Cuauhtémoc. De acuerdo a vecinos de la zona, el GDF decidió cambiar abruptamente el proyecto hacia el lado poniente debido a la intervención del delegado de Benito Juárez (el panista Mario Palacios) quien habita en el lado oriente. Este cambio implica que ahora los autobuses darán la vuelta a la derecha y, con ello, bloquearán el tráfico de la intersección.

Los vecinos declaran que estos cambios de último momento demuestran la falta de planeación y de estudios técnicos de impacto ambiental y urbano por parte del GDF. Mireya Salas, vocera vecinal, informó en asamblea las propuestas del GDF y agregó “no podemos negociar con una pistola apuntando a nuestras cabezas”. Mireya refirió que las propuestas de las autoridades fueron ofrecidas como un ultimátum ya que la obra va porque va.

Por la mañana se registraron dos vecinos lesionados por los trabajadores de la empresa Cemex quien construye la línea de Metrobús.

Subsecretario de Gobierno de GDF miente

Mientras se efectuaba la reunión entre vecinos y autoridades, los vecinos escuchaban (con altavoz) una entrevista radiofónica en vivo en la que el subsecretario de gobierno del GDF (Juan José García Ochoa) declaraba que los 300 granaderos ya se habían retirado del lugar. La realidad que pudimos constatar los medios de comunicación era totalmente contraria a lo declarado por el funcionario. Los vecinos (la radio inclusive) y la prensa nos encontrábamos rodeados por el agrupamiento de granaderos…

FOTO Reconecta

Top