Escéptico del cambio climático recibe un millón de dólares

exxon

Los documentos obtenidos por Greenpeace muestran que un prominente oponente al cambio climático fue financiado por ExxonMobil, entre otras empresas.

John Vidal, para The Guardian. Una de las figuras más prominentes del mundo científico y gran escéptico del cambio climático admitió que se le ha pagado más de US $ 1 millón en la última década por las principales compañías de petróleo y carbón de EUA.

El Dr. Willie Soon, astrofísico de la división de ciencia solar, estelar y planetaria del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica, es conocido por su opinión de que el calentamiento global y el derretimiento del hielo del mar Ártico se debe a la variación solar y no a las emisiones de CO2 causadas por el hombre, y que los osos polares no son amenazados principalmente por el cambio climático.

Sin embargo, según una investigación de Greenpeace EUA, él fue financiado principalmente por la industria del carbón y petrolera desde el año 2001, recibiendo dinero de ExxonMobil, el Instituto del Petróleo de América y Koch Industries, junto con Southern, una de las mayores empresas de servicios públicos del mundo que queman carbón . Desde el año 2002, se afirma que cada nueva beca que ha recibido ha sido de los intereses de petróleo o el carbón.

Además, los documentos sugieren que Soon  se escribió en 2003 con otros prominentes escépticos del clima para tratar de debilitar una evaluación importante del calentamiento global que era conducida por el ganador del premio Nobel, el  Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático.

Soon, quien había revelado previamente el financiamiento corporativo que recibió en la década de 1990, admitió ante Reuters que no se arrepiente de haber recibido el dinero de todos los grupos y compañías mencionados en el informe, pero negó que cualquier grupo haya influido en sus estudios .

“Nunca he sido motivado por una recompensa financiera en cualquiera de mis investigaciones científicas”, dijo. “Hubiera aceptado dinero de Greenpeace si lo hubieran ofrecido para hacer mi investigación.” Él no respondió a una solicitud del Guardian para comentar.

Documentos proporcionados a Greenpeace por el Instituto Smithsoniano bajo la ley de transparencia de EUA muestran que la Fundación Charles G Koch, un proveedor líder de fondos para grupos escépticos del cambio climático, dio a Soon dos subvenciones por un total de $ 175,000 dólares en 2005/6 y de nuevo en 2010. Ademá, el Instituto del Petróleo de América, que representa el petróleo y el gas natural de EUA, le dio varias becas entre 2001 y 2007 por un total de 274,000 dólares, la compañía petrolera Exxon Mobil proporcionó 335,000 dólares entre 2005 y 2010, y Soon recibió otras donaciones de la industria del carbón y el petróleo, incluyendo la Fundación Mobil, Fundación Texaco y el Instituto de Investigación de Energía Eléctrica.

Como uno de los pocos científicos que publican en revistas científicas para negar el cambio climático, Soon es ampliamente considerada como una de las principales voces escépticas. Su punto de vista científico y la vehemencia de sus puntos de vista se han  convertido en una figura central en un acalorado debate político que ha informado a la derecha de EUA y ayudó a minar la confianza pública en la ciencia del calentamiento global y las negociaciones de la ONU.

“Se ha librado una campaña de negación del cambio climático durante más de 20 años por las grandes petroleras y del carbón”, dijo Kert Davies, director de investigación de Greenpeace EUA. “Los científicos como el Dr. Soon, que toman el dinero de los combustibles fósiles y pretenden ser científicos independientes, son peones.”

Soon ha insistido en que el siglo XX no fue un período de clima excepcionalmente extremo. Su obra más famosa pone en tela de juicio al gráfico de los registros de temperatura publicados por Michael Mann, que mostró un aumento relativamente fuerte de las temperaturas durante la segunda mitad del siglo 20. Un artículo publicado con Sallie Baliunas en 2003 en la revista Climate Research, que a Mann con pruebas endebles llevó a un grupo de expertos en cambio climático incluyendo Mann a decidir boicotear la revista. En una carta a The Guardian en febrero de 2004, Soon escribió que los autores habían sido abiertos acerca de sus fuentes de financiamiento. “Todas las fuentes de financiamiento para nuestra investigación se dieron a conocer plenamente en nuestro manuscrito. La mayoría de nuestros fondos provenían de las agencias federales, incluyendo la Oficina de Investigación Científica de la Fuerza Aérea y la NASA”, escribió.

También ha cuestionado los riesgos a la salud de las emisiones de mercurio a partir del carbón y en 2007 co-escribió un artículo que minimizó la idea de que los osos polares están amenazados por el cambio climático causado por el hombre.

La investigación es probable que avergüence a Exxon, la mayor compañía mundial de petróleo, que durante muchos años financió a escépticos del clima pero en 2008 declaró que recortaría los fondos para los grupos de presión que “desviaran la atención” de la necesidad de encontrar nuevas fuentes de energía limpia. Según los documentos, Exxon aportó $55,000 dólares para Soon para estudiar el cambio climático en el Ártico en 2007 y 2008, y otros $76,106 para la investigación de la variabilidad solar entre 2008 y 2010.

Alan Jeffers, vocero de Exxon, dijo la semana pasada que la empresa no financió el año pasado a Soon, y que financia a cientos de organizaciones para hacer investigación sobre el clima y el ambiente.

Soon recibió de Southern $120,000 dólares a partir de 2008 para estudiar la relación del sol con el cambio climático, de acuerdo con los documentos. La portavoz Stephanie Kirijan dijo que la compañía ha gastado alrededor de 500 millones de dólares en fondos para la investigación ambiental y el desarrollo, y que no financió a Soon el año pasado.

En un correo electrónico publicado en 2003 por Greenpeace, que se cree envió Soon a cuatro líderes escépticos, escribe: “Es evidente que [el cuarto informe de evaluación] puede ser demasiado para cualquiera de nosotros de hacer frente a todos los capítulos… Pero como equipo, podemos dar nuestro mejor esfuerzo para tratar de anticipar y contrarrestar algunos de los capítulos … ” Añade: “Espero que podamos ver lo que podemos hacer para debilitar el cuarto informe de evaluación.”

En el año 2003, Soon dijo en una audiencia del Senado de EUA que “no había sido contratado a sabiendas, ni empleado, ni recibido subvenciones de cualquier organización que haya tomado posiciones de defensa en relación con el Protocolo de Kyoto o la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático”.

FUENTE Guardian

Top