El bebé “verde”

bebe-verde

¿Has considerado la cantidad de desechos que produce un bebé? Te sorprenderías de conocer la huella ecológica que tiene un bebé recién nacido en estos tiempos modernos.

¡Los bebés son una gran carga para el ambiente! En serio, los padres primerizos son un gran blanco para la industria de productos para bebé. Ropa, carriolas, muebles para bebé, botellas, esterilizadores y toda clase de aparatos “esenciales” para el bebé son ofrecidos a los futuros padres que, por su falta de experiencia, no saben distinguir fácilmente si son o no necesarios. En la actualidad, comienzan a ser comunes las “listas de equipo para bebés” en sitios web, revistas y libros que incluyen desde una cuna de Moisés hasta esterilizadores portátiles de chupones. Parece que pasan por encima de la alegría de la gente por un bebé para forzarlos a gastar más dinero para demostrar su felicidad y apreciación. ¿Es realmente necesario todo eso?

Después de tener a mi bebé recientemente, descubrí que hay una forma más conveniente y económica para tener un bebé “verde”: ¡reutilizando! Los bebés crecen muy rápido, por lo que todo lo que compres solo será usado por un periodo de tiempo muy corto. Esto resulta en que la ropa, los muebles, la carriola y mucho más está prácticamente nuevo cuando dejas de usarlo. ¿Por qué no reutilizarlos?

Empecemos con la cuna; una cuna normalmente está casi como nueva cuando el bebé deja de usarla por lo que fácilmente puede pasar de una familia a otra. Lo mismo sucede con la carriola. Una carriola de buena calidad puede soportar un uso moderado así que puedes comprar una carriola de segunda mano o comprar una nueva y pasarla a alguien más después.

Respecto a la cuna de Moisés, el cambiador, la mecedora y el tapete (la lista puede ser interminable), puedes preguntarte qué es realmente necesario y terminar con una lista de pocas cosas realmente útiles que pueden ser reutilizadas. También podemos reducir mucho la cantidad de ropa, cobijas y toallas. Recordemos que debido a que los bebés crecen tan rápido, algunas prendas no se usan más que una o dos veces.

Por último y no menos importante, está la alimentación y los pañales. Las mamilas de plástico, los esterilizadores y la producción de fórmula láctea pueden tener un alto impacto ambiental. En contraste, amamantar es maravilloso, sencillo, natural, fácil, sustentable y gratis. Sin embargo, si no es posible amamantar, puedes usar mamilas de vidrio que son reutilizables y fáciles de reciclar al final de su vida útil.

¡Los pañales son un tema enorme! ¡Tanta basura en un solo día! Puedes optar por pañales reutilizables de tela aunque, entiendo que no son tan convenientes como los desechables pero seguro son más baratos mejores con el ambiente. Lo que sea que elijas, lo importante aquí es que lo único esencial para el bebé es el amor incondicional. ¿De acuerdo?

FOTOS Vy Vu y Marie Akatria

Chrysa Oikonomidou

Ingeniera Química de profesión y griega de origen, trabajando actualmente en reducir la emisión de partículas de los motores de coche en Thesaloniki, Grecia. Ama viajar y los deportes al aire libre como escalar, esquiar y buceo.

Top