Cuidado con las falsas alternativas

tache

La otra vez se me cayeron los pantalones cuando leí una nota que planteaba a la energía nuclear como alternativa al petróleo. ¡Jesús Cristo! ¡De Guatemala a Guatepeor! ¡Con esto lo único que están haciendo es quitarle el cuchillo a Jack y darle una ametralladora!
Los grandes lobbies de la energía nuclear reclaman que esta tecnología no emite gases de efecto invernadero, pero simplemente con la construcción y mantenimiento de una planta nuclear se producen toneladas de CO2.

Además, el desecho nuclear y sus secuelas son brutales. Imagina que en 300 años te encuentras disfrutando de un picnic y de repente llega tu hijo con una piedrita verde brillosita en la mano y pregunta: ¿qué es esto? Hoy los británicos no saben qué hacer con el desecho nuclear. NO, la solución no es la nuclear, las soluciones más viables siempre serán las sencillas, y en este caso, las energías renovables, que no nos engañen. 
¿Seguridad energética?
 No, yo no estoy de acuerdo con James Lovelock cuando dice en su “Venganza de Gaia” que la energía nuclear podría ser una alternativa para combatir el cambio climático (aunque para Lovelock ya es demasiado tarde de todos modos).

Todo esto tiene que ver con la súper centralización tecnológica de la generación de energía. El problema central de la seguridad energética para nosotros los mortales, no es la posibilidad de la falta de suministro, sino la falta de democracia en la toma de decisiones sobre cuáles han de ser los recursos energéticos a utilizarse para la obtención de energía. Si por mi fuera, toda la energía sería solar o eólica, pero en México como en muchas partes del mundo, los que deciden eso son las grandes empresas y sus deseos de centralizar la generación de energía para concentrar las ganancias en sus bolsillos. Si pudiéramos decidir democráticamente la fuente de la energía que usamos, considerando factores económicos, sociales y ambientales, no existiría esta extrema centralización del poder energético. A la vez, no sucederían grandes accidentes provocados por grandes empresas como BP, lo pequeño es hermoso decía Schumacher.

Para los que están interesados en firmar peticiones online pueden visitar “Seize BP”. 
Para los que quieran ver una interesante campaña de limpieza del Golfo de México, Unfuck the Gulf es la onda.

AUTOR Carlos García-Robles

Carlos García-Robles

Licenciado en Relaciones Internacionales por la UNAM y Maestro en Planeación Ambiental por la Universidad de Roskilde en Dinamarca. Fue coordinador nacional de GYAN México, es actualmente coordinador de diversos proyectos en Amigos de la Tierra Dinamarca e imparte clases sobre energías renovables y sustentabilidad en Dinamarca. Además es guitarrista en varias bandas de heavy metal. Carlos escribe principalmente en la columna Desde el Frente de Reconecta.

3 Comments

  1. Salvo Lomas said:

    Dudo que las fuentes renovables de energia que dispone el pais sean suficientes para proveer la energia necesaria en la cantidad suficiente, en el momento necesario y a costo competitivo. Y de todas las fuentes no renovables la atomica es hoy por mucho la mas limpia y segura en el mundo.

  2. Carlos García-RoblesCarlosgr said:

    Saludos Salvo

    Para muchos, la energía nuclear es sinónimo de armamento, Hiroshima, Chernóbil, y la amenaza de la Tercera Guerra Mundial. Pero la industria nuclear se ha dado a la tarea de comunicar que esta tecnología es más que verde, ya que puede ser la fuente de energía que la humanidad ha esperado para combatir el cambio climático. Claro, para los mexicanos esta tecnología no es nueva, tenemos a Laguna Verde, la única planta nuclear del país, remanente de un proyecto de López Portillo para nuclearizar el país con plantas nucleares, pero éste nunca se materializó. Cabe mencionar que grandes movilizaciones por parte de la sociedad civil en contra de éste proyecto tuvieron mucho que ver.

    Esta industria, que por algunos años se encontraba en proceso de extinción, ha logrado resucitar de las tinieblas, promoviéndose como un fuete de energía limpia, barata y segura, según dicen los que la defienden, no produce Co2 ya que no se quema ningún recurso durante el proceso de obtención de energía. Pero es importante recordar que la contaminación y los impactos ambientales de la energía nuclear son mucho más amplios que solo ver si sale humo de una chimenea.

    Desde su nacimiento, esta industria ha tenido el problema del manejo y despojo de los desechos nucleares. Es bien sabido mucho del desecho nuclear dura radiactivo por miles de años, ¿quine en sus 5 sentidos puede realmente asegurar un almacenamiento seguro por tantos años? ¿Cómo una industria como ésta pude reclamarse limpia y segura cuando sus desechos amenazan la seguridad y la salud de seres vivos por tanto tiempo? Después de más de 60 años, la industria nuclear ha sido incapaz de elaborar un programa para trata, manejar y almacenar el desecho nuclear y este problema se incrementa día con día ya que se siguen produciendo enormes cantidades anualmente. Para rastrear la contaminación generada a partir del este tipo de energía, se tiene que medir desde la extracción de uranio, su procesamiento y reprocesamiento. En las plantas nucleares, continuamente se manejan desechos altamente radioactivos que temporalmente son almacenados en grandes piscinas que enfrían los contenedores. Se cree que la cantidad de desecho nuclear global actualmente se encuentra en unas 322, 000 toneladas.

    Por décadas se han buscado métodos que aseguren aislar de manera y adecuada los desechos nucleares, pero hasta hoy, siguen sin haber uno demostrable. De hecho, en las operaciones de rutina de una planta nuclear, parte de este desecho nuclear es expulsado directamente al mar o emitido a la atmosfera vía gas radioactivo.
    Aún así, existen gobiernos que han comenzado a construir nuevas plantas nucleares. Este es otro tema controversial, debido al costo, a los subsidios, y a las emisiones de Co2 que la construcción de una planta nuclear produce. Un claro ejemplo, es la planta nuclear de Olkiluoto en Finlandia. Esta demuestra los principales problemas que una construcción del tipo pueden generar. Esta planta comenzó a construirse en verano del 2005, se veía a este proyecto como un ejemplo a dar para demostrar que una planta nuclear podría ser construida bajo una economía liberalizada sin tener que depender del gobierno. Al final, las irregularidades han hecho que el retraso en la construcción de esta planta sea ya de más de 3 años, causando una deuda de millones de euros al gobierno . ¿Por qué no nos concentramos en energías renovables y se siguen gastando millones en proyectos caros e inseguros? Ahora, muchos dicen que simplemente las energías renovables no podrán proporcionar la energía necesaria para proveer de la creciente demanda de energía que el mundo requiere. Pero varios estudios han demostrado que esto sí es posible , , pero además, es posible lograr una significante disminución de emisiones logrando generar miles de empleos.
    Con respecto a la seguridad, fuera de posibles actos terroristas a las plantas nucleares, uno de los ejemplos que podemos poner en la mesa, son los actuales incendios forestales en Rusia. Si, se preguntarán ¿esto que tiene que ver? Pues mucho, especialmente en el tema de la seguridad. Rusia tiene unos de los complejos nucleares más importantes del mundo. El Centro Federal de Investigación Nuclear fue rodeado por incendios forestales, y Mayak, el complejo nuclear más grande del mundo, también ha sido rodeado por los incendios, amenazando a 40 toneladas de plutonio . Pero además, los incendios se encuentran quemando bosques que fueron contaminados durante el accidente de Chernóbil, posiblemente emitiendo grandes cantidades de radioactividad.

    http://timeforchange.org/olkiluoto-finlands-new-nuclear-power-plant-cost-electricity
    http://www.thebigask.eu/40percentstudy/the_40percent_study.pdf
    http://www.greenpeace.org/international/Global/international/publications/climate/2010/summary.pdf
    http://www.greenpeace.org/international/en/news/Blogs/nuclear-reaction/the-nuclear-threat-from-russias-forest-fires/blog/26155
    http://www.dw-world.de/dw/article/0,,5889953,00.html

    denunciar

  3. Armando Roa said:

    Totalmente de acuerdo contigo Carlos. Sólo agregaría que lo primero es reducir el consumo de energía y dejaría abierta la posibilidad a futuro de la fusión nuclear, que parte del Hidrógeno para formar Helio y no genera residuos radioactivos, pero es una tecnología que aún esta verde (aún).
    Te mando un abrazo desde México.

    denunciar

Top