Adelgazar es bueno para el ambiente

jog

Países con un índice de masa corporal bajo emiten menos gases de efecto invernadero.

Un nuevo reporte revela que mantenerse delgado es tan bueno para la salud del planeta como para la de uno mismo. De acuerdo al artículo publicado en el Diario Internacional de Epidemiología (IJE, por sus siglas en inglés), países con tasas normales de obesidad (3.5%) consumen casi 20% menos comida y producen hasta una gigatonelada (es decir, mil millones de toneladas) menos de gases de efecto invernadero (GEI) que una población con una tasa de obesidad del 40%.

Los autores sugieren que una tasa de obesidad más alta significaría un aumento en las emisiones provenientes de la producción de alimentos, que actualmente alcanzan alrededor de una quinta parte de los GEI causados por el hombre y el transporte. Concluyeron que poblaciones más delgadas son más propensas a caminar o a andar en bicicleta y que los coches y aviones usan menos combustible al transportar gente más ligera.

Cuarenta por ciento de los adultos en los EUA son obesos (lo que corresponde a tener un índice de masa corporal mayor a 30kg/ m2). La tasa del Reino Unido es de 25% y, de acuerdo a un artículo reciente publicado en la revista de la Real Sociedad de Estadística, éste aumentará a 30% el próximo año.

El Dr. Phil Edwards de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, co-autor del reporte en el IJE, llamó a los gobiernos y a tomadores de decisión a reconocer el vínculo entre “poblaciones obesas y cambio climático”. “Los tomadores de decisión pueden promover una población delgada al hacer más seguras otras formas de transporte como caminar y andar en bici, a la vez que ofrecen opciones saludables de comida en las escuelas y los lugares de trabajo”, dijo el investigador.

Una ciudad europea está enfrentando este nuevo reto. La municipalidad de Gante, en Bélgica, ha declarado cada jueves como día vegetariano para incentivar a sus habitantes a comer menos carne y, por lo tanto, a llevar una vida más sustentable.

A la fecha, 94 restaurantes han aceptado garantizar al menos un plato vegetariano los jueves y algunos se vuelven completamente libres de carne de acuerdo a la municipalidad. El plato fuerte de los jueves en todas las escuelas primarias es vegetariano desde septiembre. Otras ciudades, incluyendo São Paolo en Brasil y Génova en Italia, han expresado un interés en replicar esta medida.

En el Reino Unido, el ex-Beatle Paul McCartney y sus hijas Stella y Mary han lanzado una campaña llamada “Lunes sin carne” para concientizar sobre el vegetarianismo y destacar el impacto de la elección de comida sobre el ambiente.

Investigadores del Instituto de Estudios Ambientales de Ámsterdam han hecho cálculos que indican que si cada ciudadano británico asumiera la idea, la reducción asociada de emisiones de carbono sería igual a quitar cinco millones de coches de las calles.

AUTOR Sophie Blakemore

FOTO Thomas Hawk

Green Futures

Este artículo fue publicado originalmente en Green Futures, la revista de Forum for the Future que ofrece soluciones prácticas, rentables e inspiradoras para un futuro sustentable. Presentado en español por Reconecta bajo convenio con Green Futures. http://www.forumforthefuture.org/greenfutures

Top